RESIDENCIA DE FAMILIAR COMUNITARIO

 

La Tarjeta de Residencia Familiar de Ciudadano de la Unión es una tarjeta que se expide a aquellas personas que son familiares de un ciudadano español o bien de algún otro estado de la Unión Europea. También es posible que se pueda aplicar a aquellas personas familiares de ciudadanos de Suiza o de algún otro país que forme parte del Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo.

Esta tarjeta se puede tramitar para:  
 

  • Familiares directos. Estamos hablando del cónyuge o pareja de hecho registrada.
    Si la pareja no se encuentra registrada,
    habrá que demostrar un mínimo de dos años de convivencia o tener hijos en común.
     
  • Descendientes de primer grado. Los hijos tanto del ciudadano de la UE como de su cónyuge, menores de edad y/o a cargo.  
         
  • Ascendientes de primer grado. Este procedimiento también se aplica a los padres del nacional de la UE, siempre que se encuentren a cargo de ellos.
     
  • Familia Extensa: Son aquellos que no entran en los grupos anteriores, como hermanos y otros sujetos, dependientes, que forman parte del círculo familiar inmediato y que, debido a problemas de salud, deben estar bajo el cuidado del ciudadano de la UE.


Para todos los casos, es necesario acreditar la convivencia y la dependencia económica con el ciudadano que no es miembro de la UE. El ciudadano de la Unión Europea debe ser residente en España y residir más de 183 días por año.