España cierra fronteras para evitar protestas por la reunión del BCE en Barcelona.

El temor a la llegada de grupos de vándalos «antisistema» que puedan provocar altercados en la próxima cumbre del BCE, que arranca el miércoles en Barcelona, ha obligado a restablecer el control fronterizo con Francia.     

Los pasos de La Junquera, Port Bou, Puigcerdá, Camprodon, Les y Canfranc se blindaron a las 00.00 horas del sábado y se mantendrán así hasta la medianoche del próximo viernes, en una suspensión temporal del Tratado de Schengen que garantiza la libre circulación de ciudadanos de la UE.  

España ha tomado esta decisión apelando —tal como prevé el propio acuerdo— al riesgo de «que se dé una seria amenaza al orden público o a la seguridad interior», según indicaron fuentes del Ministerio del Interior.
La suspensión, que es una medida temporal y excepcional, causó ayer colas intermitentes en pasos fronterizos por carretera, como el de La Junquera, donde los agentes pararon a algunos vehículos que consideraban sospechosos.       
           
El subdelegado del Estado en Gerona, Carles Jaume Fernández, justificó el cierre en aras de «preservar la seguridad de la cumbre del BCE y garantizar la buena imagen que Barcelona, Cataluña y España deben proyectar a toda Europa».   

«Debe ser un éxito» «La decisión es totalmente positiva y necesaria porque la cumbre del BCE es capital y debe ser un éxito de cara a Europa», declaró a Efe Fernández.

El comisario del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) y coordinador de fronteras terrestres de Gerona, Jesús María Gómez, señaló, por su parte, que «el objetivo es poder detectar los elementos susceptibles de pertenecer a movimientos antisistema o gente que pueda promover disturbios o actuar en contra de la seguridad».  
  

El Cuerpo de la Policía Nacional dispone en la frontera de La Junquera de ordenadores con bases de datos para también poder detectar a las personas con antecedentes.

El CNP, asimismo, informó de que durante estos días se han multiplicado por cuatro los agentes en la frontera, un total de 300 funcionarios, para supervisar el paso de vehículos.

Más de 6.000 agentes Por lo que respecta a la seguridad de la cumbre, Mossos d'Esquadra, Guardia Civil y Cuerpo Nacional de Policía trabajarán conjuntamente, con más de 4.000 agentes autonómicos y 2.000 policías y miembros de la Benemérita. Habrá dos centros de coordinación, uno estatal en la Delegación de Gobierno y otro en la consejería de Interior de la Generalitat.
En el aeropuerto de El Prat de Llobregat (Barcelona) y en el de Gerona también se han restablecido los controles de seguridad.






COLABORADORES

DETECTIVES PRIVADOS
Detective de ámbito nacional e internacional.

"REVISTA RUSA EN ESPAÑA"

 

Contactar y concertar una cita

КАК С НАМИ СВЯЗАТЬСЯ

C/ Balmes nº 92, 2º-1ª
08008 Barcelona
Tel. +34 93 215 88 75
Fax +34 93 215 35 79


sancheztrujillo@sancheztrujillo.com